KONY Nutrición
jueves 01 de septiembre de 2016
TIPS KONY SLIM

Errores de entrenamiento que dañan la salud


Llegan los primeros calores, y la primera rápida acción es ir corriendo a entrenar para llegar en forma al verano. Esto no debe ser así, ya que nuestro cuerpo  y organismo debe ser cuidado y mimado durante todo el año; por eso con Kony Slim, te con tamos los errores comunes que todas las mujeres cometen en el entrenamiento y que dañan la salud. No te pierdas toda la info en la siguiente nota.


Kony Slim  es un batido nutritivo que te permite incorporar a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita, porque en tan sólo 3 pasos podés preparar una bebida que contribuye a tu bienestar y además es rica y baja en calorías. Además del cuidado en la alimentación, es importante que acompañes tu cuidado con una rutina de ejercicios que se encuentre acorde a tus necesidades y posibilidades, siempre es mejor si un especialista te asesora para evitar lesiones o fuerzas innecesarias. Hoy queremos contarte la importancia de tomar precauciones al momento de entrenar, sobre todo para que el cuidado de tu cuerpo y mente sean todo el año y no por cuestiones de moda. Prestá atención en la nota y compartila con tus amigas.
 

ACORDARTE DE TU CUERPO A ÚLTIMO MOMENTO



Las mujeres queremos llegar espléndidas al verano, pero nos acordamos de tonificar las piernas, perder los kilos de más y aplanar la panza recién en octubre o noviembre, cuando estamos en la cuenta regresiva hacia el traje de baño. La verdad: nuestro cuerpo necesita hacer actividad física todos los meses. Recordá que la continuidad, la repetición y un equilibrio general en tus hábitos de ejercicio, alimentación y descanso son el combo perfecto no solo para llegar bien al verano, sino para mantenerte así los 365 días del año.
 

BUSCAR RESULTADOS MÁGICOS EN POCO TIEMPO.



La ansiedad por notar cambios favorables en tu organismo puede llevarte a exigirle a tu cuerpo mayor rendimiento del que en verdad puede realizar. Es importante que “escuches” a tu cuerpo y que hagas la actividad física adecuada a tu peso, a tu fuerza y a la resistencia de tus miembros. Solo con el tiempo vendrán los resultados visibles. Agilizar este proceso conlleva un sobrecalentamiento del músculo que podría ocasionarte lesiones de todo tipo.
 

ELEGIR UN LUGAR O UN ENTRENADOR POCO PROFESIONAL



El éxito de tu actividad física dependerá no solo del lugar donde la lleves a cabo, sino también de los profesionales que interactúen con vos. Por eso es importante que conozcas su formación y experiencia. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, la ley Nº139 establece que los profesionales responsables en los gimnasios deben ser Profesores de Educación Física (si te dicen que son “profesores de gimnasia”, desconfiá). El incorrecto seguimiento de un profesional sobre tu desempeño te pone en riesgo de hacer mal un ejercicio y lesionarte o elegir una actividad demasiado exigente para tu estado físico.
 

UTILIZAR EL CALZADO INCORRECTO



Ojotas, alpargatas, zapatillas de lona. Calzados de calle o playa que son divinos para el ocio, pero inapropiados para hacer actividad física. Tu cuerpo necesita ejercitarse sobre una base sólida y cómoda que sostenga el resto del cuerpo. Para fitness, los especialistas recomiendan una suela semidura sin tapones, ya que al pisar con fuerza podrías lastimarte la espalda. Actualmente, el mercado ofrece diferentes propuestas de diseño de calzado deportivo para mujeres, que te permiten conservar el estilo dentro del gimnasio.
 

ELEGIR ROPA INADECUADA



El tipo de tela y el grado de comodidad son las variables que debés tener en cuenta cuando armes tus equipos de fitness. La ropa muy ajustada dificulta la vasodilatación y la circulación sanguínea. Por eso se aconsejan las prendas holgadas y de telas diseñadas para que el cuerpo transpire y que la piel respire. Deciles un “no” rotundo a los tejidos sintéticos que te abrigan y te hacen transpirar más (ese “efecto sauna” es perjudicial). La idea es que no te deshidrates durante el ejercicio físico.
 

NO OBEDECER A LOS PROFESIONALES



Quizá fue tu médico quien te recomendó hacer algún tipo de actividad física en particular, y cuando llegás al gimnasio querés hacer otros ejercicios que no responden a lo que él te prescribió. Por más que aquellos te parezcan más aburridos, vas a lograr mejores resultados y a cuidar tu salud si seguís los consejos de tu médico. De lo contrario, corrés riesgo de empeorar el problema físico que fue la causa inicial de consulta con el profesional. Del mismo modo, no obedecer las instrucciones de tu profesor cuando te marca la posición para trabajar podría llevarte a una grave lesión muscular.
 

REALIZAR MAL LOS EJERCICIOS



Es el error que más se vincula como causa o consecuencia de los demás. Preguntá cuantas veces sea necesario si aún tenés dudas sobre cómo realizar un ejercicio. Todos tienen algún tipo de complejidad y requieren del asesoramiento de un profesional. Es preferible que despejes los interrogantes que terminar lastimada.
 

NO LLEVAR UNA VIDA EQUILIBRADA



Matarte en el gym y luego comer mal, beber alcohol en exceso o dormir poco es una incoherencia y, además, impide que tengas éxito en tu entrenamiento. Toda ejercitación debe ir acompañada de hábitos saludables: la movilidad, la ejercitación, la relajación y una dieta alimentaria saludable y variada en nutrientes y minerales que te aporten la energía necesaria para hacer actividad física.

¿Te gustó el post?




¡DEJANOS TU COMENTARIO!

Nos encantan los comentarios, sean elogios o críticas seguro nos ayudarán a crecer.


Por favor, compruebe haber rellenado los campos obligatorios ×

Por favor, compruebe la dirección de correo electrónico de nuevo ×

Su mensaje no pudo ser enviado, inténtelo nuevamente en unos minutos... ×

Su mensaje ha sido enviado con éxito! ×