KONY Nutrición
miércoles 17 de enero de 2018 1 Comentarios
TIPS KONY SLIM

El peligro de las bebidas azucaradas


El Ministerio de Salud de nuestra Nación alertó acerca de la importancia de reducir el consumo de estas bebidas porque aportan grandes cantidades de calorías vacías al organismo, que no aportan nutrientes.  


Está comprobado que las bebidas azucaradas pueden producir importantes consecuencias en la salud como la obesidad, la diabetes e incluso daños en las piezas dentarias. En tal sentido, la cartera sanitaria nacional recomienda reducir el consumo de estas bebidas para evitar futuras complicaciones en la salud, e hidratarse con agua segura.


"Existe mucha evidencia científica que muestra que estas bebidas no producen saciedad, por lo que su alto consumo no disminuye la ingesta de otros alimentos y, además, se incorporan calorías vacías que no aportan nutrientes", afirmaron desde Promoción de la Salud y Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación.


Anteriormente, este tipo de bebidas se consumían en situaciones ocasionales de festejo, no eran de consumo habitual. Sin embargo, con los cambios en las costumbres y el incremento de la publicidad pasaron a formar parte de la mesa diaria de las familias argentinas.


Consumo de azúcares agregados

 

La recomendación establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al consumo de azúcares agregados indica que su ingesta no debe superar el 10 por ciento de la incorporación total de energía en la alimentación de una persona, lo que equivale a 50 gramos diarios para una dieta promedio de 2000 calorías.


"Seiscientos mililitros de gaseosa tienen 14 cucharaditas de azúcar, superando la cantidad máxima recomendada para todo el día, que es de 10 cucharaditas de 5 gramos promedio cada una", detallaron desde el Ministerio de Salud.


En esa línea, te recordamos las siguientes recomendaciones:

 

- Evitar el consumo de gaseosas y/o bebidas azucaradas y, si se consumen, hacerlo con moderación o esporádicamente.

- Evitar su consumo entre comidas, para calmar la sed, ya que en esos momentos el organismo necesita agua y no azúcar.

- No colocar gaseosas en la mamadera del bebé y permitir que las consuma a cualquier hora.

- Luego de consumir gaseosas hacerse buches con agua para disminuir la concentración de azúcar y la acidez.

- No cepillarse los dientes inmediatamente después de consumir gaseosas o cualquier dulce (favorece la erosión del esmalte). Esperar por lo menos 20 minutos.

 

¿Te gustó el post?




¡DEJANOS TU COMENTARIO!

Nos encantan los comentarios, sean elogios o críticas seguro nos ayudarán a crecer.


Por favor, compruebe haber rellenado los campos obligatorios ×

Por favor, compruebe la dirección de correo electrónico de nuevo ×

Su mensaje no pudo ser enviado, inténtelo nuevamente en unos minutos... ×

Su mensaje ha sido enviado con éxito! ×